YPF es de los argentinos: fiesta en el Congreso

4 mayo, 2012 at 17:06

Diputados convirtió en ley la expropiación de YPF con 208 votos a favor y 32 en contra. YPF volvió por fin a manos de los argentinos. Afuera, en la Plaza de los Dos Congresos, era una fiesta de alegría, ansiosos esperábamos la nacionalización. Más de 4000 jóvenes trabajadores de la Juventud Sindical nos movilizamos al Congreso para festejar: bengalas, carteles de YPF, dos surtidores de YPF que fueron las estrellas de la tarde. SUTPA, SATSAID, Curtidores, Químicos, UTEDYC, SIVENDIA, Vareadores, UDOCBA, SUETRA, APOPS, SECASFPI, Judiciales, SUTAT, APL, ATILRA, AGOEC, SADOP, APLA, UPSA, APTA, Aeronavegantes SUTEP, La Bancaria, Camioneros, SUTECBA, UOM, SECLA, SUTAT, Unión Ferroviaria, Cerveceros y la Unión Informática, son algunos de los gremios que nutrieron la espectacular columna de la Juventud Sindical.

A partir de ahora será considerado de interés público no sólo el autoabastecimiento de hidrocarburos sino también su explotación, industrialización, transporte y comercialización. El proyecto de desarrollo de la industria nacional encontraba un límite: la cuestión energética. YPF, en mano de los capitales financieros, se apropió de ganancias extraordinarias con el mínimo de inversiones, lo cual llevó a que la producción decaiga y por lo tanto hubo que utilizar las reservas exploradas por el Estado. Como consecuencia de la baja en la producción y del crecimiento industrial sostenido desde el 2003, el año pasado se tuvo que importar combustible por 9000 millones de dólares y la escasez igual se sentía.

Cuando YPF era estatal realizaba 86 pozos por año en busca de reservas, en la década del ’90 descendió a 48 pozos y en la actualidad se llegó a un piso de 12. Es decir, depredaron las reservas conquistadas por el Estado argentino con recursos de los argentinos. La nacionalización implica nuevamente poner en marcha un costoso proceso de inversión que va a salir fundamentalmente de los bolsillos de los trabajadores argentinos. Por lo tanto, los trabajadores deben ser parte central de la empresa para controlar qué se hace con nuestros recursos y nuestro dinero, y para decidir sobre los destinos de la compañía. Más si consideramos el profundo conocimiento de la compañía y la cuestión petrolera que los trabajadores petroleros han adquirido durante tantos años.

Con la nacionalización se recupera un símbolo de nuestro pueblo y un eslabón central para el fortalecimiento de las empresas energéticas estatales de los países hermanos de la Patria Grande.

[flagallery gid=54 name=Gallery]