Desgastar a Hugo es tratar de debilitar al sector que apuntala este modelo.

18 marzo, 2011 at 15:33

“En la vida las cosas se consiguen Peleando”
Néstor Carlos Kirchner

Bancar a Hugo Moyano es darle apoyo a la clase trabajadora, protagonista y motor revolucionario de todo movimiento nacional. Hugo no es un secretario general más. Representa, gracias a su coherencia de lucha en los 90, un liderazgo que trasciende las fronteras de lo sindical y se extiende a todo trabajador, sindicalizado o no. Ocupado o no. El enemigo, consciente de su inminente derrota en octubre y sin salida posible dentro del sistema democrático, trata de desgastar la base de sustentabilidad del gobierno de CFK para llegar al 2012 creando las condiciones proclives a realizar la experiencia fallida del plan golpista y desestabilizador que sufrieron nuestros hermanos de Ecuador y que se llevó a cabo con éxito en Honduras.

Por eso, los medios no paran en sus ataques y mezclan todo. Se cuestionan las consecuencias del derecho legítimo de huelga por parte de los trabajadores, la metodología, las formas etc., aduciendo que perjudica a otros sectores del pueblo. Nosotros somos conscientes de esa situación, de ahí el pasaje a la política que proponemos. Sabemos que solo desde la política vamos a representar los intereses de TODO el pueblo. Quienes en forma permanente cuestionan nuestros métodos son los mismos que nos encasillan en la lucha estrictamente gremial y corporativa. Somos trabajadores y también somos argentinos.

Se apunta al sector sindical como el mal de toda la sociedad, omitiendo que venimos de un proceso de degradación social que empezó el 24 de marzo del 76, en el cual se aniquiló físicamente a los cuadros mas lúcidos del movimiento nacional, se aplicó un plan económico neoliberal y se degradaron todos los sectores de la sociedad (periodistas, empresarios, la iglesia, la clase política, etc); dando lugar en los 90 al vaciamiento ideológico del movimiento y a la cultura del individualismo. En esos años aciagos, fue el compañero Hugo Moyano quien encabezó la resistencia organizada de los trabajadores a las políticas del FMI, convocando el 31 de Mayo del 2000 a la mayor movilización en la historia de Latinoamérica en contra de este organismo internacional imperialista. Eso es lo que atacan los sectores del capital concentrado y sus lacayos en los medios de turno cuando haciéndose eco de recortes periodísticos, “fuentes cercanas”, denuncias anónimas vía mails o rumores infundados; desgastan la figura de Hugo Moyano, para frenar el crecimiento del Movimiento Obrero Organizado que ayer sostuvo la Resistencia Peronista, la oposición a la dictadura, combatió al neoliberalismo y desde el 2003 viene poniéndole el hombro, en las malas y en las buenas, al proyecto que nos brindó Néstor Kirchner.

Desgastar a Hugo es tratar de debilitar al sector que apuntala este modelo, y en consecuencia, esmerilar el proyecto nacional y popular que lleva adelante el gobierno. Si el lunes compañeros del Movimiento Nacional, estudiantes, profesionales, intelectuales, artistas, empresarios nacionales, amas de casa, religiosos y sectores juveniles; se quedan mirando la tele y no van a la plaza, están cediendo a la presión de las corporaciones. ESTAN GENERANDO LAS CONDICIONES DE SU PROPIO SUICIDIO.