Solicitada de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte

26 junio, 2012 at 13:17

La gravedad de los sucesos acontecidos obliga a manifestarnos y para esto es fundamental diferenciar responsabilidades. No es la misma la que compete al Poder Ejecutivo que la de una organización gremial, o aún la de una Confederación. Hay que ser precisos: los reclamos de la CGT han sido ignorados en forma sistemática por el Gobierno Nacional desde hace más de un año. Siquiera una respuesta negativa o un esquema progresivo que contemple medidas destinadas a paliar los principales puntos de conflicto.

Así es como se arriba a la negociación de la paritaria del Sindicato de Camioneros, en donde se anuncian medidas sorpresivas por ramas. El derecho a huelga contemplado en la Constitución Nacional ha sido utilizado por muchos sindicatos en estas paritarias. Frente a esto el Vicepresidente de la Nación amenaza con aplicar la Ley de Abastecimiento, cuyo objeto no es impedir medidas de fuerza gremiales, sino combatir el agio y la especulación empresaria. No hay conflicto social que se pueda resolver con el Código Penal en la mano. Debemos entender a las medidas de fuerzas como efectos y no como causas. Por eso la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte, adhiere a la movilización a realizarse el próximo miércoles, a la que sobre la base de los reclamos ya conocidos se le agrega la consigna de No Criminalización de la Protesta Social. Si la intervención del Estado en la puja distributiva que se traduce en paritarias en un marco de fuerte inflación y de caída del índice de crecimiento, es sólo informar a las organizaciones gremiales cómo deben comportarse y judicializar ante el primer desacuerdo, entonces: ¿Qué lugar le queda a las organizaciones de trabajadores? ¿Dónde quedan las Confederaciones y el resto de las Instituciones? ¿Cuál es el espacio para la Política?

La agenda de la CGT, que por supuesto es política, no impone sino que pretende ayudar a comprender el proceso político del cual nos sentimos parte. Si ante cada planteo, errado o no, se responde con el 55% de los votos, se achica el margen democrático negando la representatividad de cualquier Institución. El Movimiento Obrero tiene convicciones y una historia que lo obliga a decir lo que piensa. No solo en las paritarias, la administración de los fondos de las Obras Sociales que retiene la APE, los topes de las Asignaciones Familiares y el MNI; sino también sobre la forma de combatir la tercerización laboral que oculta informalidad; sobre el 70% de jubilados que ganan menos de 1700 pesos mientras que los sectores patronales siguen aportando al ANSES con todas las quitas que les otorgó el menemismo y la Alianza UCR-Frepaso; sobre los niveles extraordinarios de rentabilidad que mantienen las entidades financieras cuando se pide mesura a las paritarias y sobre muchas otras cuestiones porque consideramos que el debate es regla en la Democracia y en una Comunidad Organizada.

Es por eso que los sindicatos que componen la CATT van a movilizar hacia la Plaza de Mayo adoptando las modalidades que defina cada organización, buscando garantizar el normal funcionamiento del transporte para la concentración e intentando, dentro de las posibilidades, evitar demoras. Los trabajadores organizados que hemos sido partícipes del modelo de Estado, Producción y Trabajo, hoy nos encontramos relegados en un segundo plano, justo cuando más certidumbres nos hacen falta. En nuestra institución, la CATT, esto se ha evidenciado cuando el Secretario de Transporte no dio respuesta a nuestra solicitud de entrevista a pesar de nuclear al 70% de las organizaciones del transporte y tener la legítima representatividad. Sí lo hizo con un grupo de 6 sindicatos de Trasporte que no se encuentran confederados, en lo que es una clara señal de su intromisión en las internas sindicales. Quien debe velar por el interés general tiene la obligación de no comportarse de forma corporativa, porque es lo que corresponde a la Ley. El reclamo es el que está detrás del conflicto, destrabarlo es la forma de resolver los problemas. En eso consiste la política.

El Poder Ejecutivo no puede ignorar los reclamos legítimos del Movimiento Obrero Organizado y pretender que este no reaccione. La Institucionalidad no es patrimonio exclusivo de la investidura presidencial. El miércoles los trabajadores del trasporte nos movilizaremos al lugar en donde nos hemos hecho protagonistas de nuestra historia, para seguir insistiendo en que queremos ser artífices de nuestro propio destino.

Facundo Moyano
Secretario de Prensa

Juan Carlos Schmid
Secretario General

Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte