Proyecto de ley para declarar el 20 de octubre “Día Nacional de la Lucha Contra toda forma de trabajo precarizado”

12 abril, 2013 at 14:41

El Diputado Nacional Facundo Moyano presentó hoy con el acompañamiento de su par Héctor Recalde un proyecto de ley para declarar el 20 de octubre, día en que fue asesinado el compañero Mariano Ferreyra, como “Día Nacional de la Lucha Contra toda forma de trabajo precarizado”. Así se busca instalar esta fecha como una jornada de reflexión acerca de “las graves violaciones a los derechos laborales que sufren miles de argentinos”.

El Proyecto

El Senado y Cámara de Diputados,…

ARTICULO 1º – Institúyese el 20 de octubre como “Día Nacional de la Lucha Contra toda forma de trabajo precarizado” con el objeto de recordar las graves violaciones a los derechos laborales que sufren miles de argentinos que se desempeñan laboralmente en forma irregular, siendo el trabajo no registrado y la tercerización laboral, sus formas más extendidas.

ARTICULO 2º – Proponiéndose que en el seno del Consejo Federal de Cultura y Educación, el Ministerio de Educación de la Nación y las autoridades educativas de las distintas jurisdicciones acuerden la inclusión en los respectivos calendarios escolares de jornadas alusivas al Día Nacional instituido por el artículo anterior, que fomenten el respeto por los derechos laborales y la dignidad del trabajador.

ARTICULO 3º – Facúltase al Poder Ejecutivo nacional para disponer en los distintos ámbitos de su competencia la implementación de actividades específicas, en el mismo sentido que el dispuesto para la comunidad educativa en el artículo segundo de la presente ley.

ARTICULO 4º – Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Fundamentos

El día 20 de octubre de 2010 fue asesinado el joven militante Mariano Ferreyra.

El hecho ocurrió cuando el nombrado, junto otros compañeros, se encontraba reclamando por las condiciones laborales de los trabajadores de la Ex línea Roca.

Dicha empresa, con la complicidad de la dirigencia de la Unión Ferroviara, encabezada por José Pedraza, utilizaba el sistema de tercerización laboral, para precarizar a los trabajadores del sector y así maximizar la ganacia empresarial.

Actualmente se lleva a cabo el juicio por el crimen y toda la sociedad espera que se llegue a condenar a los culpables. Sin embargo, mientras esperamos la respuesta judicial, entendemos que se nos impone realizar un gesto político para que el delito no quede impune.

Pueden ir presos todos los dirigentes involucrados, se puede investigar la participación policial en el hecho y aunque las penas sean las máximas; nada habremos hecho si no llevamos adelante una lucha seria en contra de la precarización laboral en general y contra la tercerización laboral en particular.

Tal cual expresan los datos brindados por el Ministerio de Trabajo de la República Argentina, sobre un total de nueve millones trecientos mil asalariados privados, el 43% trabaja en negro. Lo que significa que como mínimo cuatro de cada 10 asalariados no tienen ningún tipo de contención ni seguridad laboral debido a su situación de no registrado. El total de trabajadores que están en esa precaria situación asciende a 4.059.000 de trabajadores. Entre los sectores más afectados por la precarización laboral se encuentran el del servicio doméstico con un 82,8% de trabajadores en negro, la construcción con el 63,6% y el de hoteles y restaurantes con el 47,5%. El gran porcentaje de los no registrados corresponde a menores de 34 años. Mientras que 1.637.000 son jefes de hogares. Y tal cual lo informan los datos oficiales 1.764.000 trabajadores precarizados tienen estudios secundarios completos o terciarios y universitarios incompletos o completos. Según lo que se desprende del informe del Ministerio de Trabajo las cifras de empleo precarizado no incluyen a los que cobran una parte en blanco y otra en negro, por considerárselos como registrados, más allá de la consabida irregularidad que sufren en sus remuneraciones. Tampoco incluyen a los empleados en condición de monotributistas por considerárselos como cuentapropistas cuando en realidad sabemos que es una forma fiscalmente aceptada para enmascarar trabajo en negro. Por último me parece importante recordar que cuando hablamos de trabajadores no registrados, o en negro, nos estamos refiriendo a personas que trabajan en condiciones de precariedad porque no cuentan con descuentos jubilatorios, seguro de accidentes de trabajo y beneficios laborales como vacaciones, asignaciones familiares o atención médica a través de una obra social. Lo cual demuestra a las claras, según los datos del Ministerio de Trabajo, que en este momento 4.059.000 de compatriotas necesitan de manera urgente que el Gobierno Nacional tome las medidas necesarias para que esa situación de precariedad se convierta en una situación de trabajo pleno y seguro como el que goza el 57% restante de los asalariados privados de la Argentina.

Teniendo en cuenta lo hasta aquí señalado es que solicito al Poder Ejecutivo Nacional informe a esta Honorable Cámara las decisiones y acciones generadas a los efectos de reducir el alto porcentaje de precarización laboral informado por el Ministerio de Trabajo de la Nación. Es por lo expuesto que solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto de resolución.