La Lealtad de los Trabajadores

17 octubre, 2011 at 14:51

Solicitada publicada el día 17 de octubre de 2011 en el diario Tiempo Argentino página 17, con motivo del Día de la Lealtad Peronista

“…El coronel Perón había sido traído desde Martín García. Mi domicilio era este mismo departamento en la calle Rivadavia. De pronto, me llegó desde el oeste un rumor como de multitudes que avanzaba gritando y cantando por la calle Rivadavia: el rumor fue creciendo y agitándose, hasta que reconocí primero la música de una canción popular, y en seguida su letra: ‘Yo te daré, te daré, patria hermosa, te daré, una cosa, una cosa que empieza con P, Perón’. Y aquel Perón resonaba periódicamente como un cañonazo. Me vestí apresuradamente, bajé a la calle y me uní a la multitud que avanzaba rumbo a la Plaza de Mayo. Vi, reconocí y amé los miles de rostros que la integraban; no había rencor en ellos, sino la alegría de salir a la visibilidad en reclamo de su líder. Era la Argentina, invisible que algunos habían anunciado literariamente, sin conocer ni amar sus millones de caras concretas, y que no bien las conocieron les dieron la espalda. Desde aquellas horas me hice peronista…”.

Leopoldo Marechal.

A 66 años del histórico 17 de octubre de 1945 en el que miles de trabajadores se movilizaron hacia la Plaza de Mayo para rescatar al entonces coronel Juan Domingo Perón volvemos a festejar como desde hace ocho años el Día de la Lealtad. Porque junto al ex presidente Néstor Kirchner y a nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner hemos recuperado la Patria y el orgullo de ser argentinos, dejando atrás la Argentina del infierno neoliberal que sumió en la pobreza y la miseria a millones de hermanos. Tanto Néstor como quien será la Presidenta de todos los argentinos durante los próximos cuatro años han interpretado mejor que nadie el peronismo, gobernando para el conjunto del pueblo enfrentado con coraje al poder dominante.
Los jóvenes trabajadores, que crecimos en los ’90 con el ejemplo de lucha del Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA), que enfrentó en la calle al “Consenso de Washigton” tanto en la versión de Menem como de La Alianza, celebraremos este nuevo 17 de octubre no sólo recordando al general Perón y reafirmando la lealtad a su doctrina, sino también reivindicando las conquistas materiales que los argentinos hemos logrado a partir del 25 de mayo del 2003: recuperación de las paritarias, la derogación de la Ley de Flexibilidad Laboral; el descenso de la desocupación; la recuperación de la administración de los fondos de pensión de los trabajadores que se habían apropiado las AFJP; el no al FMI y al ALCA; la política latinoamericanista, el fortalecimiento del MERCOSUR y de la UNASUR; la renegociación de la Deuda Externa con quita del 70%; el crecimiento económico sostenido del PBI (entre 7% y 10% anual); el superávit fiscal y las reservas récord del Banco Central; el 6 % del PBI para Educación; la reestatización del espacio radioeléctrico, AYSA, Aerolíneas Argentinas, el correo y la fábrica militar de aviones de Córdoba; el crecimiento de la inversión pública; la anulación de las leyes de la impunidad, los indultos y la política de Memoria, Verdad y Justicia; la renovación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación; la derogación de la Ley Federal de Educación y la promulgación de la Ley de Educación Nacional; la reafirmación de las retenciones en el marco de una política monetaria autónoma; la nueva ley de Medios Audiovisuales; la Asignación Universal por Hijo; el programa “Conectar Igualdad”; la creación de más de 1000 escuelas públicas en todo el país; la Ley de Movilidad Jubilatoria y el 600% de aumento para las jubilaciones mínimas congeladas durante 10 años; la ley de prescripción de medicamentos genéricos; la repatriación de 800 científicos; el Fútbol para Todos; la ley de Matrimonio Igualitario; la fiesta del Bicentenario donde millones nos reencontramos con nuestra historia; la creación del espacio Tecnópolis; la promoción Industrial a través de la intervención del Estado; el plan estratégico de la industria nuclear y la culminación de la represa de Yacyretá que había comenzado Perón; y la posibilidad de que el Estado se presente como querellante en los casos de delitos de Lesa Humanidad; entre otras tantas políticas soberanas que podríamos repasar.
Por todo esto es que la Juventud Sindical llevará siempre en el corazón al compañero Néstor Kirchner y a nuestra Presidenta, que han logrado que muchos jóvenes vuelvan a concebir a la política como una herramienta para transformar la realidad. Con hechos demostraron la vigencia de la doctrina del justicialismo, a la que los trabajadores organizados en torno a Hugo Moyano hemos demostrado nuestra lealtad innegociable, tanto cuando la hegemonía del pensamiento único hacía estragos en las clases dirigentes, como en el conflicto de la 125 cuando el mismo vicepresidente ponía en duda a la conducción del proceso.

Hace 66 años los trabajadores se incorporaron en forma definitiva a la política porque comprendieron la profundidad de las palabras del coronel Perón en esa histórica jornada:

“Muchas veces he asistido a reuniones de trabajadores, siempre he sentido una enorme satisfacción, pero desde hoy sentiré un verdadero orgullo de argentino, porque interpreto este movimiento colectivo como el renacimiento de una conciencia de trabajadores, que es lo único que puede hacer grande e inmortal a la Patria. Hace dos años pedí confianza. Muchas veces me dijeron que ese pueblo a quien yo sacrificara mis horas de día y de noche, habría de traicionarme. Que sepan hoy los indignos farsantes que este pueblo no engaña a quien lo ayuda. Que sea esta unidad indestructible e infinita, para que nuestro pueblo no solamente posea una unidad, sino para que también sepa dignamente defenderla. (…) Y recuerden trabajadores: únanse y sean más hermanos que nunca. Sobre la hermandad de los que trabajan ha de levantarse nuestra hermosa Patria, en la unidad de todos los argentinos. Iremos diariamente incorporando a esta hermosa masa en movimiento a cada uno de los tristes o descontentos, para que, mezclados a nosotros, tengan el mismo aspecto de masa hermosa y patriótica que son ustedes”.

Estas son las enseñanzas que legó Perón al Movimiento Obrero Organizado, las cuales los trabajadores que reconocemos como líder a Hugo Moyano y a Cristina como la conductora del proceso, nunca vamos a renunciar.

Es Cristina Presidenta el orgullo nacional. Es la Fuerza de la Juventud.

El 23 todos con Cristina Fernández de Kirchner para seguir profundizando el proyecto.