La JS en las marchas por “La Noche de los Lápices”.

18 septiembre, 2011 at 0:38

La Juventud Sindical una vez más dijo presente a la hora de recordar a los estudiantes, compañeros y militantes desaparecidos en la fatídica “Noche de los Lápices”. Cerca del mediodía en la ciudad de La Plata marchamos junto a la UES y organizaciones políticas para homenajearlos, y al atardecer, en la ciudad de Buenos Aires, otra columna también compuesta con estudiantes secundarios, terciarios, la UES y organizaciones políticas, lo hicimos desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo.

La jornada comenzó en la ciudad de las diagonales, en donde cientos de trabajadores marchamos junto a la UES de La Plata, los compañeros de La Cámpora, de la JP de la provincia de Buenos Aires, la JP Evita, el MILES y los organismos de Derechos Humanos. Previo a la marcha, Federico Sanchez, referente de la JS, se acercó al centro de la Plaza San Martín para saludar a “Robi” Baradel, donde la SUTEBA y la CTA estaban llevando a cabo un homenaje, en el que realizaron unos murales conmemorativos.

Luego marchamos como hace 35 años las organizaciones de derechos humanos lo vienen haciendo y una vez realizada la movilización se leyó un documento de la UES, que encabezó la columna, en el que se manifestaba que los compañeros no habían caído en manos de la dictadura genocida sólo por la lucha del Boleto Estudiantil, sino por la búsqueda de una Patria Justa, Libre y Soberana. En un escenario donde se encontraban junto a Federico Sanchez, el candidato a diputado nacional y referente de la JP Evita, Leo Grosso, los dirigentes de La Cámpora Santiago Carreras, Mayra Mendoza, José Ottavis, Wado de Pedro y Andrés “el cuervo” Larroque. También contamos con la presencia de Emilce Moler, sobreviviente de la denominada “Noche de los Lápices”, quien fue la primera en hablar y en su discurso sostuvo que haber sobrevivido a esa masacre sosteniendo las mismas banderas a pesar del terror, había dado sus frutos como se evidenciaba en tamaña manifestación, en referencia a los miles de jóvenes que marcharon y que militan por los mismo ideales que los compañeros peronistas desaparecidos.

A su término hizo uso de la palabra Federico, quien comenzó relacionando esa fatídica noche al golpe de Estado oligárquico llevado a cabo en 1955. Y destacó que “es parte de la tarea histórica de esta juventud, comprender que cada compañero que muere combatiendo debe seguir presente en nuestra tarea diaria. Nuestra militancia debe estar concatenada a esa historia y es por eso que debemos recordarlos como lo que eran, como militantes peronistas de la Juventud Peronista, que dieron su vida por una tarea inconclusa que lleva 200 años de lucha y que se resume en una consigna: Patria u Oligarquía”.

También subrayó el trabajo por los derechos humanos llevado a cabo por el gobierno del compañero Néstor Kirchner primero y de nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner después, pero también el de Madres, Abuelas, Familiares e Hijos de desaparecidos, que supieron mantener viva la llama de la Memoria, la Verdad y la Justicia para que la tarea comenzada en el 2003 desde el gobierno nacional y popular no cayera en un saco roto. De ahí la importancia de levantar las banderas históricas del peronismo y por las cuales los compañeros de las UES militaban, y que desde el 2003 vienen transformándose en realidades concretas.

Federico finalizó su discurso expresando: “felicito a los compañeros de 15, 16 y 17 años de la JP que aún hoy siguen sumándose a esa misma lucha en la que venimos trabajando juntos y que demuestran que en la Argentina hay Patria para rato”.

Leo Grosso se refirió a que esta jornada no era sólo un recordatorio como lo había sido en otros períodos de nuestra historia, sino también de celebración, porque nos encontramos trabajando en el mismo proyecto. Luego llegó el turno de Jose Ottavis, quien se refirió a la necesidad de no sólo poner en consideración el pasado por historia, sino también a trabajar para que nuestro futuro sea aún mejor por militancia. Para cerrar Andrés Larroque retomó la continuidad del golpe del 55 con La Noche de los Lápices, diciendo que esos chicos no peleaban por el boleto estudiantil únicamente, sino que además luchaban para refundar la patria que habían fundado Perón y Eva Perón. “Vivimos en esa larga noche de ignominia hasta que el 25 de mayo del 2003 el compañero Néstor Kirchner supo interpretar esos tiempos. Hasta que ese hombre entró en la Casa de Gobierno, sin dejar las convicciones en la puerta”, remarcó el candidato a diputando nacional.

Con ese marco de unidad de las organizaciones, no sólo respecto del acto en sí mismo sino también como interpretación tanto de esa masacre contextualizada en un plan esquemático de exterminio, como de la lectura del momento histórico actual, finalizó el acto de La Plata y muchos de los compañeros de la Juventud Sindical, un poco afónicos de cantar y celebrar esa jornada, nos dirigimos hacia el Congreso para estar presentes en la Plaza de Mayo. Allí marchamos por la avenida de Mayo hasta la Plaza de Mayo. La columna de la JS tenía esta vez en particular el espíritu bien joven, gracias a la euforia de los compañeros de la Juventud Sindical Secundarios. Fueron ellos quienes se pusieron la movilización al hombre, coreaban las canciones, agitaban las banderas y alumbraban el cielo con fuego de artificio y con su alegría.

Junto a las Madres de Plaza de Mayo, HIJOS, el Peronismo Militante, la JP Descamisados, la JP Evita, La Cámpora, la Corriente Martín Fierro, el PCCE la UES, estudiantes terciarios, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), la Federación de Estudiantes Secundarios y la Federación de Estudiantes Peronistas, la columna avanzado reivindicando la identidad peronistas de los compañeros desaparecidos en la trágica noche del 16 de septiembre de 1976 y recordando que los lápices siguen escribiendo y no nos han vencido. Las canciones se iban alternando con la Marcha Peronista y el apoyo a nuestra Presidenta y el deseo de que sea reelecta en octubre por una amplia y contundente mayoría.
En el escenario emplazado donde comienza la Plaza de Mayo, las Madres y los integrantes de HIJOS estuvieron acompañados por estudiantes secundarios de entre 14 y 18 años, lo cual demuestra el nivel de conciencia al que nuestro pueblo va arribando nuevamente. Nicolás Ritacco, de la Juventud Sindical Secundarios, en su discurso vinculó la “Noche de los Lápices” con el golpe del ’55, subrayó la necesidad de profundizar el proceso iniciado por el compañero Néstor y que hoy conduce nuestra Presidenta y afirmó: “profundizar el modelo es más trabajo, más educación, más salud, más felicidad”. Por último, Nicolás citó al general Perón y dijo: “la organización vence al tiempo”.