La CGT festejó el Día de la Lealtad frente a la Casa de los Trabajadores

18 octubre, 2012 at 16:55

En un escenario con las gigantografías de Juan Domingo Perón y Eva Perón en la esquina de Azopardo y Av. Independencia, en la puerta de la Confederación General del Trabajo, el líder de la CGT Hugo Moyano y los miembros de la Comisión Directiva, encabezaron el acto del Día de la Lealtad ante una multitud de trabajadores de distintos gremios. Algunas gotas caían y la multitud se enfervorizaba frente a la lluvia que pretendía opacar esta gran fiesta de los trabajadores. Finalmente salió el sol y en un día peronista sólo quedaba escuchar las palabras del líder de la CGT.

El compañero Hugo Moyano comenzó su discurso recordando que “se cumplen 67 años de aquel hecho histórico en el cual el pueblo trabajador llenó las calles de Buenos Aires reclamando la libertad de su líder, Juan Domingo Perón. Desde hace 67 años se multiplica la lealtad al General, porque los trabajadores somos profundamente agradecidos, somos leales, pero también sabemos combatir a aquellos que no se comportan con lealtad para defender los derechos de los trabajadores”.

Y continuó diciendo “vimos muchos jóvenes, que seguramente serán hijos o nietos de aquellos que defendieron a Perón y, sin haberlo conocido, defienden la causa del Peronismo. Esos trabajadores de hoy se sienten defraudados por un Gobierno que supuestamente ha abrazado la causa peronista, pero en los hechos no defiende la causa de los trabajadores y ningún Gobierno peronista jamás defraudaría a la clase trabajadora”.

Seguidamente hizo mención a los reclamos que esta CGT viene haciendo al Gobierno Nacional y no han tenido respuesta, como la universalización de las Asignaciones Familiares -“están discriminando a nuestros hijos”, señaló-, el aumento del mínimo no imponible y el pago del dinero adeudado a las Obras Sociales. “Se quedan con el dinero de los trabajadores, de las Provincias, de las Obras Sociales, de los Jubilados”, enfatizó. Asimismo reclamó la coparticipación del dinero de las Provincias y que se otorgue un aumento de emergencia a los jubilados.

Visiblemente conmovido por el tema, denunció que a partir de una resolución del SUR (Sistema Único de Reintegros), no se va a reintegrar a las Obras Sociales el dinero utilizado para transporte y escuelas especiales de los hijos con capacidades especiales de los trabajadores. Retóricamente se preguntó: “¿Dónde está la sensibilidad del Gobierno?”. “Señora Presidenta por favor, tenga en cuenta lo que significa tener un chico con capacidad diferente. Redúzcale el sueldo a los ministros, a los funcionarios, pero no le quite el dinero a los chicos con capacidades diferentes”, agregó Moyano.

Seguidamente puntualizó que el Peronismo está en los trabajadores y que “El 17 de octubre tenemos que llevarlo permanentemente en el corazón”.

Para finalizar su discurso señaló que “queremos que se aplique de una vez por todas la Justicia Social; este es el desafío. Nosotros vamos a encauzar, si es posible, el voto de los trabajadores para lograr el objetivo de que este país sea vivido por todos los trabajadores argentinos”.

Sonó la Marcha Peronista y cantando con alegría los trabajadores se fueron desconcentrando poco a poco sabiendo que tienen quien los defienda: Hugo Moyano.