Juventud por el Proyecto Nacional

4 septiembre, 2011 at 19:58

“Creo que actualmente hay dos Argentinas: una en defunción, cuyo cadáver usufructúan los cuervos de toda índole que lo rodean, cuervos nacionales e internacionales; y una Argentina como en navidad y crecimiento, que lucha por su destino, y que padecemos orgullosamente los que la amamos como a una hija. El porvenir de esa criatura depende de nosotros, y muy particularmente de las nuevas generaciones”

Leopoldo Marechal

Los tiempos históricos en que nos encontramos nos obligan a reflexionar cada día más sobre nuestra realidad. El aplastante triunfo de nuestra presidenta en las elecciones primarias no hace más que aumentar nuestro compromiso. Hace poco menos de un año en el acto de juventudes kirchneristas realizado en el Luna Park ella resaltó la fortuna que nos cabe como generación por poder compartir nuestra labor con compañeros de distintas extracciones, experiencias, recorridos y tradiciones políticas: “este es un ejemplo de unidad, de militancia y de convocatoria. En otros tiempos hubiese habido guerra de lugares y consignas. Hoy somos un solo corazón y una sola voz”. Sus palabras constantes de aliento hacia nosotros, los jóvenes, nos obligan a una mayor responsabilidad. Tomando ese concepto de quién hoy sintetiza el Proyecto Nacional, la compañera Cristina Fernández de Kirchner, compartimos en abril pasado un congreso de formación política en la localidad de Chapadmalal debatiendo acerca del rol del conjunto de los trabajadores en esta hora de la patria, a través de la actualización de las banderas de Independencia Económica, Soberanía Política, Justicia Social y Unidad Latinoamericana.
Las grandes horas de la Patria exigen formación política para estar a la altura de las circunstancias. Defender nuestras ideas no sólo con el corazón y convicciones sino también con una sólida argumentación determina la preparación de cada uno de los militantes del Movimiento Nacional. En ese sentido nos proponemos dar un salto cualitativo desde los sectores de trabajadores, técnicos, profesionales y estudiantes.
El Encuentro Nacional Popular Latinoamericano, la Corriente Política E. S. Discépolo y la Juventud Sindical se plantean avanzar con un programa común de formación que sea capaz de permitirnos un crecimiento conjunto, a partir de herramientas teóricas y talleres que enriquezcan nuestra experiencia y a la vez nos permitan un mayor grado de organización.
Dar la batalla por la redistribución de la riqueza, avanzando en la profundización del modelo es llenar esa consigna que nos legó Néstor Kirchner, transformándonos en protagonistas. Por ello los jóvenes trabajadores necesitamos seguir formándonos, como elemento central para construir futuro.
Siempre hemos sido actor del cambio. Desde ese histórico 17 de octubre de 1945 el ejemplo de Darwin Passaponti nos marca el rumbo: un joven de 17 años trabajador del barrio de Mataderos y estudiante del colegio Mariano Acosta, que cuando se retiraba de la Plaza de Mayo fue asesinado por francotiradores desde los balcones del diario Crítica. Con el ejemplo detrás de los miles de hombres que lucharon en nuestra historia, no podemos dar lugar a las contradicciones que se quieren instalar desde los sectores que ayer usaban balas y hoy utilizan la mentira, por el temor de ver peligrar sus privilegios. Esa convicción es la que le da fortaleza al consenso que sintetiza nuestra presidenta y que se refleja en la inmensa mayoría de nuestro pueblo. Porque también fueron jóvenes trabajadores los que llenaron la plaza del 17, que ya no estaban dispuestos a volver al pasado. Fueron jóvenes los primeros que espontáneamente salieron a pedir por la vuelta de su líder a través de la insurgencia de gritar Viva Perón, cuando había un decreto ley que prohibía esa palabra. Fue Felipe Vallese, un delegado de la UOM de 22 años y fundador de la JP, el primer desaparecido de nuestra historia. Fue una rebelión mancomunada de obreros y estudiantes la que en Mayo del 69 estalló en Córdoba, dispuestos a decirle basta al hambre y a la explotación. Fueron cientos de miles de jóvenes los que detrás de la consigna de Perón Vuelve, lograron reinstalar la democracia y lograr la vuelta del líder en el histórico 17 de noviembre de 1972. Y por sobre todo es por la memoria de los 30 mil compañeros que dieron su vida por creer que era posible una patria más justa, que no podemos repetir errores del pasado, para asegurarnos el bienestar de los millones de argentinos que aun no han nacido.
Por todo eso es que siendo jóvenes apoyamos la continuidad del Proyecto Nacional Popular y Latinoamericano cuando las minorías mezquinas de los grandes intereses financieros agro-exportadores intentaron desestabilizar al gobierno democrático en el 2008. Es también por todo eso que con profundo dolor lloramos la muerte de ese hombre que sacó a la argentina del infierno y llenamos la Plaza de Mayo para decirle a nuestra Presidenta “acá vamos a estar y acá nos vamos a quedar para cuando nos necesite”.

Así es que desde el humilde lugar de jóvenes sencillos que trabajan y estudian para hacer grande a nuestra nación, nos proponemos esta tarea de formación que llevaremos a cada uno de los barrios en donde venimos militando. El objetivo es sumar a nuestra voluntad inclaudicable de transformación la capacidad de análisis, de concepción y de planificación, para contribuir al desarrollo de la fuerza social necesaria que libere en forma definitiva nuestra patria.

LANZAMIENTO DEL CICLO DE FORMACIÓN POLÍTICA

“JUVENTUD POR EL PROYECTO NACIONAL”

MARTES 6 DE SEPTIEMBRE 16 HS

SALÓN FELIPE VALLESE DE LA CGT