Hugo Moyano: “Se están agotando los tiempos”

30 marzo, 2012 at 16:52

Con el Salón Felipe Vallese de la CGT y las inmediaciones de la Central Obrera repleta de trabajadores, y con la presencia de Claudia Rucci y Saúl Ubaldini (h), el Concejo Directivo de la Confederación General del Trabajo encabezado por su Secretario General Hugo Moyano, conmemoró el 30º aniversario del paro y movilización convocada el 30 de marzo 1982 por la CGT Brasil liderada por Saúl Ubaldini en contra de la Dictadura Genocida.

Luego del Himno Nacional y la lectura del comunicado emitido por la CGT Brasil el 29 de marzo de 1982, el referente de la Juventud Sindical, Federico Sánchez, se refirió a la importancia de la recuperación de estos hechos históricos por parte de los trabajadores que permiten sacar del olvido la lucha que llevó adelante el peronismo y el movimiento obrero organizado contra la dictadura cívico-militar. Señaló además que, en épocas en que se nos tilda de corporativos, debemos rescatar en estos últimos años de la CGT las figuras de José Ignacio Rucci, Saúl Ubaldini y Hugo Moyano como sus máximos referentes recordando que el compañero Rucci asumió con el objetivo de instrumentar el regreso de Perón, lo cual lo convirtió en un auténtico héroe de la resistencia peronista. Mientras en el ´76 el partido neoliberal denunciaba la guerrilla fabril y veía con buenos ojos la salida militar e hizo un lockout patronal al gobierno de Isabel Perón, la CGT tuvo la lucidez de plantear una salida institucional y le dijo no al golpe de Estado. Saúl Ubaldini, recordó Federico, fue quien llevó a las calles la resistencia durante ese período y también resistió durante el gobierno radical a partir del ´83.

Por otra parte se tomó tiempo también para hablar de la actualidad política y se refirió a la tensión que existe entre el Gobierno Nacional y la CGT. “Esta CGT que conduce Hugo Moyano tiene una agenda propia que plantea y la va a seguir planteando aunque a muchos no les guste”, afirmó Federico Sanchez, secretario de organización de la Juventud Sindical. Y enseguida se preguntó “qué carajo es profundizar el modelo, qué carajo es la sintonía fina” y señaló que “no podemos tener la miopía histórica de regalar 9 años de lucha ni tampoco ningunear la fuerza de los trabajadores, de la CGT y sus laburantes”. En ese sentido enfatizó que no se puede admitir que la CGT no sea escuchada ni recibida: “Esto no es de peronista”, remarcó lo cual provocó la ovación de los más de 400 presentes en el Felipe Vallese. Asimismo recordó el acompañamiento de esta CGT cuando el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner estuvo a punto de sufrir un golpe institucional por parte de ciertos sectores (apoyo a la 125, Ley de medios, entre otras).

Seguidamente puntualizó que pareciera que el proyecto nacional descansa en la burguesía y señaló con ironía que “no podemos dejar al lobo que cuide a las ovejas” y que “la burguesía nacional es como el arca de Noé: no la busquen porque no existe”. Para finalizar, aseguró que “el enemigo principal no está en Balcarce 50, pero humildemente pedimos que la CGT sea escuchada” y afirmó que de cara al Congreso Confederal de la CGT que se realizará el 12 de julio “la única posibilidad para que haya un dirigente altamente representativo y consecuente con la lucha es la elección del Compañero Hugo Moyano”.

A continuación el ex Combatiente de Malvinas, César Trejo, se dirigió a los presentes recordando que participó de la convocatoria del 30 de marzo de 1982 convocado por la CGT Brasil, y que luego de tres días los dictadores deciden invadir las Islas Malvinas enfatizando que “aquellos que crean que puede haber defensa de la patria sin el Movimiento Obrero están muy equivocados”. Señaló además que “la sangre derramada en Malvinas durante el conflicto bélico fue de trabajadores e hijos de trabajadores y que los muertos no son víctimas sino héroes porque los guió la lealtad, la justicia, la solidaridad y un profundo sentimiento hacia la patria”. Asimismo, señaló que también son héroes Rucci, Ubaldini y todos los trabajadores torturados y asesinados por la dictadura genocida”. Agradeció además a la CGT porque los ex combatientes siempre han sido respaldados por esta central obrera y fueron los sindicatos que, al regreso de la guerra, les permitieron recuperar la dignidad a través de su trabajo cuando muchos proponían la desmalvinización y el olvido.

Seguidamente el secretario general de Dragado y Balizamiento y miembro del Concejo Directivo de la CGT, Juan Carlos Schmid, puntualizó en la necesidad de recordar el 30 de marzo de 1982 como una historia viva y no como un hecho muerto, subrayando además que ese día hubo más de 3000 trabajadores despedidos y un compañero muerto en Mendoza a causa de la represión. “En el Movimiento Obrero no hay cómplices ni chantajistas, aquí hay compañeros preocupados por el destino del país, que no pueden ser dejados de lado por la lealtad demostrada desde el 2003 hasta la fecha”. Y remarcó que “hay que escuchar todas las voces y no sólo la que nos endulzan los oídos”. Finalizó su discurso afirmando que en el Congreso de la CGT el próximo julio es el momento de renovar la oportunidad ya que los trabajadores son el agente de transformación.

Finalmente fue el turno del Secretario General de la CGT, el compañero Hugo Moyano, quien ante la ovación de todos los trabajadores presentes, comenzó expresando su solidaridad con los trabajadores españoles que estaban llevando a cabo una huelga general y fueron reprimidos, señalando que “nosotros vamos a reaccionar de la misma forma si los reclamos no son escuchados”.

Recordó además que los trabajadores fueron los que iniciaron la lucha para recuperar la democracia luego del golpe del ´76 y que “nadie se puede sorprender que sigamos luchando por lo mismo que lucharon quienes nos precedieron”, destacando que “si no responden nuestros reclamos estaremos en la Plaza de Mayo y si le gusta al Gobierno que le guste pero no vamos a dejar de reclamar lo que nos corresponde”.

“Se están agotando los tiempos” continuó el máximo líder de los trabajadores y expresó que “estamos cansados de que se reciba a cualquiera y no a los trabajadores”, en tanto que afirmó que “si no hay contestación la respuesta de los trabajadores será de otra forma porque no le están dando respuesta a los trabajadores, no a Hugo Moyano”.

Por último el Secretario General de la CGT advirtió que “muchos de los que dicen que no estaban con el gobierno neoliberal, colaboraban con ese gobierno” al tiempo que afirmó que “ahora van a decir que somos de derecha, que somos de Clarín… Y hasta van a decir que soy menemista”.