Facundo participó de una cena-debate organizada por Mario Oporto

13 julio, 2011 at 22:35

La Juventud Sindical participó de una cena-debate organizada por el ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires y candidato a diputado nacional del Frente para la Victoria, Mario Oporto. Con la presencia de Facundo Moyano y Federico Sánchez, que charlaron con los más de 100 militantes en un restaurante de La Plata, el compañero Oporto ofició de anfitrión en una cálida cena en la que se trataron temas como el rol de la clase trabajadora en el proyecto nacional, la proyección hacia la política de las organizaciones sindicales, el fenómeno de la juventud y la necesidad de profundizar el proyecto político iniciado por Néstor Kirchner en 2003 y ahora conducido por nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Federico Sánchez fue el primero en hablar y aseguró que “en este modelo que comenzó el 25 de mayo del 2003 el rol de la clase trabajadora, sindicalizada o no, independientemente de su situación circunstancial en el mercado laboral, es central y fundamental”. Dijo que los trabajadores “somos protagonistas centrales” y recordó “la lucha y la coherencia de los compañeros que hoy conducen la Confederación General del Trabajo, la lucha del Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA), la coherencia de esos hombres y mujeres del movimiento obrero que cuando arreciaba el neoliberalismo en nuestro país tuvieron una postura firme y estuvieron en la vereda que tuvieron que estar. Y nosotros somos herederos generacionalmente de esa lucha y de esos hombres, somos hijos o nietos de ellos”.

Por su parte, Facundo sostuvo que “lo que permite avanzar en un proceso nacional y popular no es solamente la decisión de un líder o de quien encabeza la conducción del movimiento, sino que son también los factores objetivos, y nosotros creemos que el principal factor objetivo es la conciencia de los laburantes. La revolución cultural se da de abajo hacia arriba, porque justamente es la conciencia de los trabajadores, que como decía Perón ‘es lo único que puede hacer grande e inmortal a la Patria’”.

“Y si Perón pudo en el año ’45 ponerse a la cabeza de un movimiento nacional, popular, latinoamericano, de liberación nacional y liberar a la Patria fue porque los trabajadores tenían la conciencia, la fuerza moral y material, que le permitió desde el poder instrumental que es el Estado, aplicar las medidas necesarias para lograr la justicia social”, señaló el líder de la Juventud Sindical.

Finalmente, el ministro bonaerense se mostró orgulloso de compartir con la Juventud Sindical la cena que semana a semana organiza en La Plata y en particular con su próximo compañero de banca en la Cámara de Diputados de la Nación, y citando al General Perón afirmó que “hay una sola clase de hombres, los que trabajan… Y cuando un hombre no trabaja, su condición humana se ve deteriorada, y cuando un hombre no recibe con justicia el fruto de su trabajo también se ve deteriorada su condición de trabajador. Por lo tanto, realmente el peronismo es el movimiento de liberación nacional argentino que tiene a la clase trabajadora como eje de su organización política”. Y alentó: “La juventud le da perspectivas al movimiento, uno puede cuando nuevas camadas ingresan al movimiento pensar 40 ó 50 años hacia adelante, que es lo que tenemos que hacer”.