Facundo Moyano: “Tenemos memoria de la coherencia de esos dirigentes que aún hoy no se quedan en los aplausos”

1 diciembre, 2010 at 19:12

José Sbatella, titular de la Unidad de Información Financiera (organismo encargado de investigar el lavado de dinero) estuvo en el curso de formación de la Juventud Sindical en la CGT que coordina Julián Álvarez desde hace ya casi dos años. Haciendo un repaso por los 200 años de nuestra historia a través de los distintos modelos económicos, finalizó subrayando la importancia de tener convicciones firmes para que no nos dejemos engañar. En el uso de la palabra lo sucedió Horacio Ghilini, secretario general de SADOP, que relacionó los intentos de imponer el tema de la inflación como condicionante de las negociaciones paritarias, como forma de autocensura para sostener la colonización cultural. Por eso la necesidad de estar capacitados para quebrar esos modelos de pensamiento, que Jauretche denominó zonceras y no perder nunca de vista que nada nos fortalecerá más, que la unidad de los trabajadores.

En la segunda parte acompañaron a Facundo Moyano, el referente de la JP de la provincia de Buenos Aires José Ottavis y el secretario general de la Cámpora, Andrés “el cuervo” Larroque. Ambos resaltaron la importancia de la Juventud a través de nuestra historia y de cómo Néstor nos legó la unidad y la responsabilidad necesaria para poder construir una patria en donde los trabajadores participen en la mitad del Producto Bruto Interno.

Facundo Moyano destacó la importancia de que, como jóvenes, hayamos superado las falsas contradicciones del pasado. Los trabajadores apoyábamos el proyecto de país que hoy lidera nuestra presidenta Cristina, desde mucho antes del 2003 porque la única forma de construir una patria justa es generando trabajo. Por eso somos herederos del MTA de Hugo Moyano que salió a luchar a la calle cuando nos decían que en el mundo ya estaba todo resuelto. El ejemplo del MTA es el que en los noventa mostró a los trabajadores que el camino era el de la lucha. Tenemos memoria de la coherencia de esos dirigentes que aún hoy no se quedan en los aplausos y siguen demostrando que el único camino es la organización y la conducta. Por eso no podemos conformarnos con planes sociales, que entendemos como avances coyunturales de un país que salió del infierno, sino que hay que continuar hasta que en nuestra patria no le falte trabajo digno a un solo argentino. El camino es largo pero tenemos las enseñanzas de Perón que ya hace mucho decía que sobre la unidad de los hombres que trabajan, ha de levantarse la patria de todos los argentinos. Esa es la convicción que la Juventud Sindical abraza y el camino que también nos supo indicar Néstor Kirchner. Todos los intentos del enemigo por menoscabar a las organizaciones del pueblo trabajador a través de mentiras, no hacen más que evidenciar que saben que les estamos ganando la pulseada.