Facundo Moyano participó del festejo del Día del Lechero en la CGT

10 septiembre, 2011 at 0:16

El jueves 8 de septiembre se conmemoró el Día del Lechero en la CGT, con la presencia de varios secretarios generales y el salón Felipe Vallese colmado de trabajadores. En el escenario se encontraban el secretario de prensa de ATILRA, Julio “Cuchi” Molina; el secretario adjunto del mismo gremio, Cristina Oliva; el secretario general del SUTEP, Miguel Paniagua; el secretario general de Canillitas, Omar Plaini; el secretario general de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid; el secretario general del SUTPA y líder de la Juventud Sindical, Facundo Moyano; y por supuesto, secretario general de los lecheros de la seccional Capital Federal, Domingo Vilche.

En un marco de mucha alegría, el Felipe Vallese se colmó de trabajadores que esperaron que comience el acto cantando y agitando sus banderas. La emotividad se hizo presente apenas el “Cuchi” Molina tomó la palabra para agradecer el lugar y la responsabilidad que su sindicato le había dado. Cuando a Cristina Oliva le tocó hablar no lo pudo hacer, porque desde arriba del Vallese todos comenzaron a cantar estruendosamente a favor de “Vilche y Oliva”. Cristián visiblemente emocionado agradeció a las autoridades presentes y a todos los trabajadores, recordando que si esa alegría podía ser posible era porque en nuestro país desde el 2003 había esperanza. En ese marco destacó la importancia de la organización gremial y del actual gobierno, que se pone al servicio de los trabajadores y en esa línea pidió el apoyo de los trabajadores para seguir luchando en ese sentido.

A su término Domingo Vilche tomó el micrófono y en varias oportunidades tuvo que hacer una pausa, porque los trabajadores de su gremio no dejaban de vivarlo. Recordó la importancia de que un hombre de origen humilde, que había sido canillita y lustrabotas, llegue a ocupar la responsabilidad que hoy le cabe y agradeció especialmente al secretario general de la Confederación General del Trabajo, Hugo Moyano, que nunca dudó en brindar su apoyo a favor de las necesidades de los trabajadores. Contó también que posee una foto en su Entre Ríos natal junto a Hugo Moyano el día en que éste asumió en 2004 la secretaría general de la CGT. Y emocionado afirmó que también se llevará para sus pagos la foto de este festejo en el Día del Lechero.

Luego fue el turno de Omar Plaini, quien recordó que en nuestro país los canillitas eran vistos como empleos de segunda y que fue Perón el que les dio la dignidad, de la misma forma que Hugo Moyano lo hizo con los trabajadores de la recolección.

Facundo Moyano tomo el micrófono y esta vez volvieron a sonar las canciones de la Juventud Sindical. El candidato a diputado nacional de todos los trabajadores argentinos rememoró la vez en que hace unos años había llegado a sus manos la revista de ATILRA seccional capital, que contenía las mismas ideas que en ese momento se encontraban en el SUTPA. Por eso llegó a definir a esa organización como hermana y habló de la forma en que la misma había asumido el compromiso de hacer de la Juventud Sindical una herramienta política al servicio de todos los trabajadores argentinos. “Es por eso que hoy tanto Roberto Ramírez, el Cuchi Molina y Cristian Oliva también tienen posibilidades de ocupar un lugar en las legislaturas municipales”. Para finalizar se refirió a Vilche como un hombre que, por su compromiso con los más humildes, debería poder ocupar un lugar en la Federación”.

Por último, Juan Carlos Schmid, en representación del secretario general de la CGT, felicitó a los trabajadores lecheros por el esfuerzo llevado adelante en ese sindicato. Antes de culminar el secretario de Formación de la CGT aseguró que los hombres que se ven contenidos por el sindicalismo que en los ’90, cuando todos eran cómplices o a lo sumo hacían oídos sordos a la desocupación, el hambre y la miseria, supo salir a la calle a decirle que no a un gobierno cipayo desde las filas del glorioso MTA. Esos hombres van a seguir sosteniendo esa línea en el 2012 en la CGT, porque esa es la voluntad de la mayoría de los trabajadores argentinos.