“Estamos realmente emocionados y orgullosos de poder traducir nuestro discurso en hechos concretos”

21 febrero, 2011 at 22:46

El sábado 20 de febrero en la ciudad de La Plata se llevó a cabo el cierre local del programa “Florecen 1000 flores, pintamos 1000 escuelas”. En el mismo estuvieron presentes el Ministro de Educación de la Provincia de Buenos Aires Mario Oporto, el secretario general de la Cámpora, Andrés “El Cuervo Larroque” y máximo referente de la Juventud Sindical Facundo Moyano.

Con 18 escuelas pintadas y más de 400 compañeros de varias agrupaciones políticas y otras tantas organizaciones gremiales las jornadas de militancia fueron más que exitosas. En presencia de cientos de compañero Facundo Moyano se refirió no solo a la actividad en si misma, sino también a la importancia de los momentos que estamos viviendo en el marco de los acontecimientos sucedidos en AGR y que ya son de público conocimiento: “Más allá de referirme a las jornadas que se han realizado con un resultado totalmente positivo, me gustaría hacer mención a una lucha que con la Cámpora y con la Juventud Sindical venimos apoyando: la de los compañeros delegados de AGR, que fueron despedidos por una empresa subsidiaria del grupo Clarín. Hace dos semanas los compañeros delegados lograron al reincorporación de 5 de los diez delegados despedidos y esto es un hecho realmente significativo, porque en 60 años del monopolio, nunca se había logrado una medida de esta naturaleza. El viernes 18 los 5 delegados despedidos que todavía no lograron su reinstalación y los 5 que fueron repuestos en sus lugares de trabajo, fueron reelegidos como delegados y van a seguir dando pelea como trabajadores desde adentro. Esto es importante porque como dije en el acto de la Juventud Sindical en el Luna Park y que el Cuervo reafirmó el 14 de septiembre, la Justicia Social no se discute sino que se conquista y se conquista en la calle, en los barrios y en los establecimientos de trabajo. Creo que lo que hicimos aquel día que nos comunicamos con el Cuervo fue decir “vamos a cumplir con aquellos que dijimos”. Creo que lo que realizamos en conjunto, la Cámpora, la Juventud Sindical y demás espacios de juventud fue justamente eso: apoyar la medida de los delegados despedidos en forma ilegal por Clarín, junto a sus familias y dispuestos a que el diario no salga hasta que se los escuche.

Los compañeros hoy han logrado esta victoria contra la impunidad, que no es solamente de estos trabajadores, sino del conjunto de los jóvenes que hicieron propia esa causa, porque cuando hay un trabajador peleando contra una injusticia, esa injusticia tiene que ser interpretada por el conjunto de la sociedad y asumirla como propia.”

Después de estas palabras irrumpió la consigna “el que no salta es de Clarín” coreada en conjunto por todos los presentes. Facundo continuó, refiriéndose en forma específica a los objetivos de la Juventud sindical: “respecto de las jornadas, estamos realmente emocionados y orgullosos de poder traducir nuestro discurso en hechos concretos. Nosotros concebimos un sindicalismo integral, donde los trabajadores no solo tienen que dedicarse a discutir mejores salarios y condiciones de trabajo, o administrar una colonia de vacaciones. No podemos mirar solo a nuestro sector, sino que tenemos que tener una clara política hacia el conjunto de los argentinos. Hay un histórico documento del 1º de mayo del 68, de la CGT de los Argentinos, que planteaba ese sindicalismo que recogemos de la historia. Ese congreso, que se llamó Amado Olmos por el dirigente gremial de Sanidad que falleció unos días antes de ese evento, expresaba en un documento que los trabajadores argentinos no queremos una solución por arriba cuya consecuencias venía sufriendo el pueblo argentino desde 1955.

Queremos un sindicalismo integral, que mire hacia los problemas de la vida nacional. Lo otro es el sindicalismo amarillo que esta al servicio del imperialismo. Nosotros como Juventud Sindical asumimos ese rol histórico, recogemos esa línea y estamos dispuestos a cumplir el mandato que todos esos trabajadores nos legaron. En el del 17 de octubre del 45 con Perón, en el 57 con La Falda, en el 62 con Huerta Grande, en el 68 con la CGT de los Argentinos, en la dictadura con la lucha de Saúl Ubaldini, en los 90 con la resistencia del MTA y hoy teniendo un gobierno nacional y popular que nos permite participar como trabajadores predicando esta idea. Estamos seguros estar en el camino correcto. Y más allá que en un día como hoy podemos festejar esta posibilidad de llevar a la práctica lo que expresa la militancia, a través del programa 1.000 escuelas, creo que esto también nos tiene que permitir integrarnos y poder articular entre espacios, para poder entender cual es nuestro mandato. Los jóvenes no estamos nada más que para pintar escuelas y para aplaudir, sino también para discutir políticas y profundizar el proceso nacional y popular. No tenemos que aplaudir solamente las medidas que toma la presidenta, porque la presidenta no necesita eso, sino que necesita que los jóvenes, que los trabajadores, que todos los militantes del campo popular la ayudemos a profundizar el modelo. Porque sabemos que todavía hay asignaturas pendientes.

Sabemos que en este año electoral habrá continuidad de este gobierno y que el modelo se tiene que profundizar porque que si hoy podemos celebrar que haya planes Argentina Trabaja y Asignaciones Universales, mañana podamos celebrar que esos planes disminuyan y haya más trabajo, con compañeros militando como trabajadores, con salarios dignos, con aportes a la seguridad social, con viviendas, con salud y educación para sus hijos; esas son las metas que tenemos. Esos son los objetivos que hay que cumplir. Compañeros sigamos adelante porque renunciar a la política es renunciar a la lucha, renunciar a la lucha es renunciar a la vida, porque precisamente la vida es lucha y nosotros estamos dispuestos a luchar. Sigamos en este camino, porque nosotros somos los que vamos a profundizar este modelo y vamos a ser los protagonistas