El SUPA inauguró nueva sede junto al líder de la CGT

1 noviembre, 2011 at 17:24

El lunes 31 de octubre los compañeros del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) inauguraron su nueva sede, donde la sala de reuniones fue bautizada “Hugo Antonio Moyano”, en honor al líder de la Confederación General del Trabajo, quien participó del acto junto al líder de la Juventud Sindical y diputado electo, Facundo Moyano.


En el edificio ubicado en Retiro, en las avenidas Ramón Castillo y Prefectura Naval Argentina, también funcionará la conducción nacional de la Federación de Estibadores Portuarios (FEPA), a cargo del líder del sector Juan Corvalán, quien asumió otro mandato hasta 2015.

Como homenaje los compañeros del SUPA le entregaron tanto a Hugo como a Facundo placas en reconocimiento a su lucha por la defensa de los intereses de los trabajadores. Agradecieron en particular a Hugo Moyano y expresaron la alegría de tener hoy un sindicato de pie luego de tanto sufrimiento padecido en los ’90. “Es la primera vez en 17 años que podemos hacer un acto y una fiesta como ésta”, sostuvo Juan Corvalán.

Durante su discurso, el líder de la CGT afirmó que “los trabajadores no aceptarán a nadie que negocie otra vez con sus necesidades”, y subrayó que “en la CGT no se quiere más a entregadores de trabajadores ni a quienes negociaban con su salud y su vida sino a hombres que defiendan de manera terminante los derechos del movimiento obrero”.

“Organizarse es lo más importante para el trabajador, porque como decía el general Perón, ‘la organización vence al tiempo’”, expresó el líder de la CGT, en tanto que remarcó: “Cuenten conmigo para lo que sea”. Asimismo indicó que tampoco el movimiento obrero quiere otra vez “la década del `90 y, por lo mismo, no aceptará a nadie que negocie nuevamente con las necesidades de los trabajadores”. Y aseguró: “Ningún trabajador permitirá que regresen quienes entregaron sus derechos y conquistas”
“Los sindicatos no son el secretario general, la comisión directiva o el edificio. Los sindicatos son los trabajadores”, explicó. Y en ese sentido afirmó: “La CGT no es el secretario general o el consejo directivo Ni siquiera es el edificio. La CGT son los trabajadores”.

Escuchado atentamente por un auditorio colmado de trabajadores portuarios, el líder sindical pidió que siempre tengamos presente lo que sucedió en los años ’90 “cuando había muchos que eran cómplices del menemismo y estábamos otros en las calles peleando, y la CGT no era la de Azopardo 802, sino que era la que estaba pelando en las calles”.

“Los trabajadores vamos a pelear permanentemente para que no retrocedamos ni un centímetro de lo que hemos conquistado en estos años”, señaló por último el máximo representante de los trabajadores.

A su turno, Corvalán agradeció a los empresarios cuyas compañías aportaron a la construcción de la nueva sede y adelantó que la FEPA presentará “un proyecto de ley para que los obreros portuarios del interior sean respetados al igual que los porteños, ya que son ahora tratados como si vivieran en 1930, porque hay mucho trabajo en negro entre otras condiciones laborales indignas”.

Corvalán apuntó que la FEPA “está más unida que nunca” y anunció que el sindicato se abocará a obtener un convenio laboral para la actividad, que es “lo único que queda por cumplir”. También asistieron funcionarios de la Administración General de Puertos (AGP), empresarios de la actividad marítima-portuaria y representantes de varias organizaciones sindicales nucleadas en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y otras de la industria y de servicios.

La sede fue inaugurada con el nombre “Don Ricardo Corvalán”, padre de Juan, y significó “una nueva etapa de expansión para el gremio, sobre la base de 18 sindicatos SUPAs distribuidos de forma estratégica en distintos puertos nacionales y privado”, sostuvo el secretario general de la FEPA.

“Se están reconstruyendo los lazos de solidaridad destruidos por las políticas nefastas de los años ‘90, que desmembraron la actividad. Ahora se procurará un convenio colectivo de trabajo, que fue arrebatado, y la reivindicación del rol central de los estibadores en la economía del país”, añadió en tanto que ratificó el respaldo del SUPA a la CGT que conduce Hugo Moyano y reconoció que “el modelo inaugurado en 2003 favoreció el comercio exterior y, los portuarios, son un eslabón clave de esa cadena de valor, por lo que reclaman su genuino espacio”, concluyó.