Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer: un día de reflexión y compromiso

27 noviembre, 2012 at 18:16

El domingo comenzó temprano en la casa de la Juventud Sindical de la Tercera Sección Electoral. Compañeros que entraban y salían, muebles que se corrían de una punta a la otra, telas de colores que comenzaban a colgarse en las paredes y en los techos, un corralito esperando por los más de 200 globos, bebidas en congeladores que aguardaban en la cocina, flores en agua…

Los preparativos de la jornada mantuvieron revolucionados, durante días, a los jóvenes militantes de la Juventud Sindical, pues un evento que toca una problemática tan sensible para todos requiere respeto, dedicación, pero fundamentalmente mucho trabajo. Todo tenía que salir perfecto, pues este acontecimiento marcaría un punto de inflexión en la lucha contra la NO Violencia hacia la Mujer, en todos los ámbitos, manifestaciones y formas que existan.

Para sumarnos al color que identifica esta causa, se ambientó el lugar con tonos violetas, como símbolo de la lucha de las 129 trabajadoras de la fábrica textil Cotton New York que en el año 1908 murieron incendiadas, con sus uniformes violáceos, por reclamar por sus derechos.

La hora se iba aproximando y se comenzó a ultimar los detalles finales. Con la colaboración de todos, se inflaron más de 200 globos, se acomodaron los informes que luego serían entregados a los presentes, se ubicaron las sillas, se organizó la recepción, se matizó el ambiente de forma muy cálida con juegos de luces, velas y sonido. A las 18.30, la casa de la Juventud Sindical estaba distinta, irreconocible… Compañeros de diferentes organizaciones gremiales, instituciones, vecinos, familiares y amigos comenzaron a llegar dando vida al lema de la campaña: “Involucrate”. De pronto y sin esperarla, comenzó la lluvia, fina pero constante, que felizmente no logró ser un impedimento para que la gente se acerque y participe de esta jornada que comenzó en forma simultánea a partir de las 16 horas, en diferentes estaciones, plazas e instituciones del distrito de Almirante Brown.

Mientras tanto, ya estaban aguardando en el living blanco especialmente preparado para ellas, con mates de por medio, la maratonista y víctima de violencia de género Mirian Cao junto a su esposo e hija, la psicóloga social Karina Pietronave, la médica forense Ana Laura Prado, la secretaria de la Mujer de la CGT Regional Lomas de Zamora, Norma Encina. Junto a ellas estaban Cecilia Almirón y Cecilia de la Rosa, ambas militantes de la JS y organizadoras de encuentro por el Día de la NO Violencia contra la Mujer.

Luego de una breve recepción, se bajaron las luces, se probó el micrófono, se ajustó el sonido, se ubicaron los compañeros que aún estaban parados y tomó la posta de la conducción Luly (Sutep). Con la simpatía que la caracteriza dio la bienvenida, haciendo hincapié en lo grave del tema y en la importancia del involucramiento de todos para crear canales en común que nos permitan canalizar las falencias del sistema, creando espacios de contención e información.

Posteriormente, Cecilia Almirón, organizadora del evento, agradeció al referente de la JS de la Tercera Sección Electoral, Cristian Oliva, por la libertad y la confianza depositada. Además, destacó que este encuentro busca ser el puntapié para trabajar en profundidad un tema tan sensible como es la violencia de género. Siguiendo la misma línea, Cecilia de la Rosa brindó un breve pantallazo histórico de la utilización del color violeta como símbolo de esta lucha y los motivos de la conmemoración del 25 de noviembre.

El momento más conmovedor de la noche fue el relato de la historia de vida de Mirian Cao, víctima durante años de violencia de género. En su testimonio -que emocionó a más de uno- repasó toda su vida, desde el sufrimiento, los golpes, el miedo, el maltrato y la humillación hasta el momento que dijo basta, que se dio una nueva oportunidad, que conoció nuevamente el amor, que revivió con el deporte y aprendió a ser feliz sin ningún tipo de violencia.

“Me case a los 21 años, enamorada, pensando que iba a ser el hombre de mi vida, pero esta persona no resultó ser quien yo pensé, a veces uno no se da cuenta cuando se empieza a ejercer la violencia sobre uno porque la persona que es violenta empieza generando violencia psicológica… Después de ocho años de estar casada comenzó la violencia física, pero también comienza a rondar sobre mi vida un fantasma que es el miedo”, admitió.

El mensaje de Mirian llegó al corazón de cada uno. La calidez de sus palabras, lo fuerte de su testimonio, pero sobre todo el mensaje alentador a todas aquellas mujeres que sufren violencia de género, sin dudas, fue el momento más emotivo de toda la jornada.
“Mujeres, las animo a que cada día que se levanten, se quieran y se digan que son hermosas. Y a los hombres, que cuando miren a su novia o esposa le digan estoy orgulloso de la mujer que tengo al lado”, expresó.

Este valiente testimonio fue muy bien complementado gracias al conocimiento sobre el tema de la psicóloga social Karina Pietronave y la doctora Ana Laura Prado. Ambas, explicaron cómo actuar ante casos de violencia, dónde recurrir y qué hacer. En este marco, se abrió el lugar para que los presentes pregunten, consulten o simplemente soliciten algún tipo de asesoramiento.

Para finalizar con la primera parte del encuentro, habló la Secretaria de la Mujer de la CGT Regional Lomas de Zamora, Norma Encina, destacando el trabajo realizado y poniéndose a disposición para cualquier tipo de iniciativa.

Luego, el referente de la JS de la Tercera y concejal por el movimiento obrero de Almirante Brown, Cristian Oliva, se dirigió a todos los presentes con palabras cargadas de sentimiento y compromiso para seguir trabajando ante un flagelo que azota no sólo a nuestro país, sino al mundo entero.

Si se tienen en cuenta los datos del año 2008, se verá que en la Argentina se recibieron más de 60.000 denuncias sobre actos de violencia de género, lo que significó un incremento de más del 200 por ciento con respecto a las estadísticas del año 2006, cuando las mismas no llegaban a las 20.000. Además, el número de atención telefónica al que las mujeres pueden acudir en caso de violencia, recibió entre febrero y octubre de 2008 un promedio de mil llamadas mensuales, de las cuales el 46% correspondió a pedidos de auxilio ante una situación de emergencia. De las 10.946 llamadas registradas en ese lapso, en ocho de cada diez casos el agresor era el ex o actual pareja de la víctima.

“No quería dejar pasar este 25 de noviembre sin comprometerme junto a mis compañeros para seguir trabajando contra la violencia de género. Si realmente tomamos conciencia de lo que está pasando, vamos a comprometernos y ayudarlas”, aseguró Cristian Oliva.

A su vez, relató una experiencia personal: “Yo también he vivido la violencia en el seno familiar. Es muy difícil para mí contar esta experiencia que he vivido muy de cerca, pero quien me ha dado la esperanza de que todo podía cambiar fue mi mamá, que siempre luchó para que todo sea diferente y quien es la que hoy me acompaña desde el cielo. Por eso, este día tiene que ser de reflexión, debemos comprometernos entre todos”.

“A todas las mujeres quiero decirles que cuenten con esta casa para cualquier actividad o espacio que necesiten, sientan que acá hay un lugar para concientizar y educar en relación a esta problemática. La Juventud Sindical siempre acompañará a todas las mujeres que tengan sean víctimas de la violencia de género”, concluyó.

La suelta, ¡inolvidable!

Antes del momento central de la noche, se invitó a todos a disfrutar del lunch. En un ambiente cálido y distendido, los presentes tomaron algo, se sacaron fotos o simplemente charlaron esperando el momento de la gran suelta.

Detrás del corralito que se armó especialmente para contener los globos, también había muchas rosas esperando para ser entregadas. Los compañeros de la Juventud Sindical fueron los encargados de regalar cada una de ellas a todos los que participaron del encuentro. Las flores blancas, símbolo de la pureza y la paz, tenían en el envoltorio una insignia violeta y una pequeña tarjeta que decía: “Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer”.

Ahora sí, había llegado el momento final de la noche… Los globos con la leyenda “Involúcrate” y la mano abierta que alude a poner un freno, a decir basta, fueron soltados. La molesta lluvia de la tarde ya se había detenido. En conjunto, los compañeros simultáneamente soltaron los globos dando libertad a ese gran ramillete que pintó el cielo de color. Hubo emoción y lagrimas. Sin dudas, fue un momento muy fuerte, especialmente para aquellas mujeres que participaron del encuentro y sufrieron o vivieron de cerca alguna situación de violencia. Los aplausos y los abrazos, invadieron el paisaje.

El mensaje también llegó al corazón de los barrios

El encuentro que se realizó en la Casa de la JS de la Tercera Sección Electoral, fue el cierre de una jornada que se realizó en siete localidades del distrito de Almirante Brown.

A partir de las 16 horas, se realizó una suelta de globos simbólica en la estación de Claypole (frente a la Técnica Nº 3), de Adrogué (Plaza San Martín), de Longchamps (Circuito), de Burzaco (9 de Julio y E. de Burzaco), de Glew (Circuito), en la plaza 13 de Julio (San Francisco Solano), en la Sociedad de Fomento 11 de Junio (Rafael Calzada) y en el polideportivo de esa misma localidad.

Allí, gran cantidad de vecinos se dieron cita para involucrarse y participar de esta jornada organizada por la Juventud Sindical que conduce Facundo Moyano. Cabe destacar que la concurrencia de vecinos a cada uno de los lugares donde se hizo la suelta, fue gracias a las campañas de difusión que realizaron las compañeras de la Juventud Sindical, durante una semana, en las diferentes localidades del distrito. Con banners, invitaciones e informes explicativos, comunicaron a quienes circulaban por la zona de esta iniciativa.

Involucrate, participa…