Chubut: Facundo participó del 5º Encuentro de Formación de la Juventud Sindical

11 septiembre, 2012 at 23:39

Nuestro referente y diputado nacional, Facundo Moyano, participó del 5º Encuentro de Formación de la Juventud Sindical organizado por la Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista de la provincia de Chubut.

El viernes 31 de agosto el líder de la Juventud Sindical llegó a la ciudad de Trelew junto al Secretario de Relaciones Internaciones de la CGT y Secretario General del Sindicato de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, donde fue recibido por el Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza Patagonia, Héctor González; el Secretario General de la CGT Regional Comodoro Rivadavia, Jorge Taboada; el diputado provincial Javier Cisneros; el concejal de Trelew Cristian Espíndola; y los compañeros de la Fundación Patagonia Tercer Milenio. Allí brindaron una conferencia de prensa a los medios locales en el Hotel Rayentray, donde cientos de jóvenes, sindicalistas y público en general colmaron el auditorio.

Luego se dirigieron a la ciudad de Puerto Madryn donde se llevó adelante el 5º Encuentro de Formación de la Juventud Sindical con la participación de más de 500 compañeros de nuestra Patagonia. Primero se presentó un documental con imágenes que mostraron el acto de la Juventud Sindical el pasado 23 de agosto en el Luna Park, en el 50º aniversario de la desaparición física del compañero Felipe Vallese, para los compañeros de la Patagonia que no pudieron asistir.

En su exposición Facundo Moyano sostuvo que “el componente esencial del proyecto nacional son los trabajadores” y en ese sentido expresó que de un tiempo a esta parte “el proceso ha dejado de interpretar que el componente esencial son los trabajadores”. Y a continuación añadió: “Yo recuerdo el discurso de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en septiembre del 2010 en el Luna Park donde decía ‘si hemos hecho algo durante todo este tiempo es darle protagonismo y centralidad a un componente esencial que son los trabajadores, que no es el único pero si es el esencial y hay que convocarlo junto a todos los otros actores para ser parte de una Argentina más justa y más equitativa’”. Con lo cual, según el diputado nacional, “esta concepción que tenía la Presidenta ha cambiado y no solamente ha cambiado en cuanto a la concepción, sino en cuanto a las formas”.

Los compañeros de los distintos gremios ordenadamente fueron levantando la mano para preguntar tanto a Facundo como al compañero Juan Carlos Schmid, y una a una fueron respondiendo todos los interrogantes. “Al contrario de expulsar, que es lo que está haciendo este gobierno, tendrían que convocar a un factor que ha sido el sustento de este proyecto y que ha conseguido la recuperación de un montón de banderas que se habían perdido durante el proceso neoliberal iniciado el 24 de marzo del 76. Me parece que esto es lo que tiene esta implicancia de que el Movimiento Obrero haya tomado distancia por decisión del Gobierno Nacional”, señaló el líder de la Juventud Sindical ante la pregunta de un compañero del gremio de Luz y Fuerza Patagonia.

“Nosotros estamos viendo señales de que para el Gobierno la conducción se debe llevar adelante dando órdenes, y nosotros creemos que el Movimiento Obrero si bien puede contribuir a un proceso, puede aportar a un proceso y puede ser sustento como lo ha sido a partir del 25 de mayo de 2003, también tiene que ser escuchado y también tiene que entenderse que como representante de intereses sectoriales puede tener reclamos y disidencias que tienen que ser aceptadas porque es parte de la democracia”, agregó Facundo. Y subrayó: “En este sentido nosotros lo que vemos es que ninguno de estos planteos del movimiento obrero han sido escuchados porque hoy se está discutiendo la legitimidad de la CGT; nosotros sabemos bien claro cuál es la CGT y cuál es la que tiene legitimidad, pero el Gobierno intenta por todos los medios deslegitimar la CGT de Hugo Moyano, justamente porque es legítima, justamente porque los que la legitiman son los trabajadores”.

Por su parte Schmid consideró que “el sistema democrático está íntimamente ligado con el Proyecto Nacional, porque es sabido que sería muy difícil construir un proyecto nacional y popular si nosotros no tuviéramos la plena vigencia de los derechos individuales y de los derechos constitucionales”. Y luego sostuvo que “es muy común, en este último tiempo, cuando se hace un análisis de coyuntura, hacer referencia a la crisis mundial, y al mismo tiempo, normalmente, como parte de la discusión, se reitera en muchas oportunidades que si se termina esta gestión o cambiamos el gobierno, aparece la derecha”. En ese sentido destacó que “es oportuno que discutamos sobre el sentido de la democracia porque este latiguillo lo venimos escuchando desde que se recuperó la democracia en 1983. Uno tras otro, los gobiernos en aquel momento decían que si había un relevo en el gobierno o si se cambiaban las administraciones, automáticamente íbamos a volver a la situación anterior al 83. Pero la experiencia y el ciclo histórico demuestran absolutamente lo contrario. En especial porque el pueblo argentino asumió que eso había sido una tragedia. No estoy negando que hay fuerzas destituyentes. No estoy negando que hay grupos económicos y conglomerados poderosos, en nuestro país y en la región, que indudablemente siempre están detrás de esa intención. Pero menoscabar la capacidad y la persistencia en recuperar la democracia de los argentinos me parece que es un error de cálculo grosero. Es más, yo diría que cuando entramos en ese debate hay un hecho que está muy fresco: el 2001”.

Posteriormente el Secretario de Relaciones Institucionales de la CGT reivindicó la política de inclusión social encarada por el kirchnerismo al definir la Asignación Universal por Hijo como “una de las medidas de mayor trascendencia que se ha tomado en nuestro país en los últimos 50 años”, pero al mismo tiempo señaló que si nos quedamos en ese estadio y no pasamos a la plena Justicia Social, “no sólo estaríamos quedándonos en una suerte de involución, sino que además no estaríamos respetando el ideario del peronismo que siempre tuvo como meta superadora de la sociedad a la Justicia Social”. Al respecto, y respondiendo a la pregunta de un joven trabajador, Schmid afirmó que “cuando en el discurso oficial y en la construcción del relato muchas veces se asegura que éste ha sido el momento de mayor crecimiento, de mejoras sociales, educativas y de desarrollo, el más alto de los últimos 50, 60 u 80 años, hay que preguntarse dónde quedó la etapa del ‘45 al ’55, que a mi juicio, es una etapa que no ha sido superada por ningún gobierno nacional y popular; por un montón de cuestiones, entre ellas el contexto internacional, el contexto interno y el grado de conciencia nacional que alcanzó la clase trabajadora, y la participación en las grandes decisiones que alcanzó el pueblo argentino”. Y continuó: “en ese entonces los ministros se reunían con el Consejo Directivo de la CGT para tomar grandes decisiones nacionales” y con ese ejemplo dejó en evidencia que “está muy claro que en la actualidad esto no está ocurriendo”.

Finalmente, al ser consultado acerca del rol del a juventud en este proceso político, el titular de Dragado y Balizamiento pidió no repetir errores trágicos que ha cometido el pueblo argentino en el pasado y destacó que “lo realizado por la Juventud Sindical en el Luna Park es importantísimo porque rompió con el determinismo histórico”.

Luego la actividad continuó en la sede del Sindicato de Luz y Fuerza Patagonia, donde los anfitriones prepararon una cena para 200 compañeros, que en un clima de camaradería compartieron además de un gran asado patagónico, una guitarreada en la que se interpretó folklore, tango y rock. Y por último el líder de la Juventud Sindical se reunió con su compañero de bloque Carlos Eliceche, quien se encontraba en su provincia.