A 37 AÑOS DE LA MUERTE DE JUAN DOMINGO PERÓN

1 julio, 2011 at 20:13


Hoy se cumplen 37 años de la muerte del General Juan Domingo Perón, elCoronel y Presidente de los Trabajadores Argentinos. La Juventud Sindical no lo recuerda de forma nostálgica, y mucho menos como un mito, sino que lo homenajeamos levantando bien altas sus banderas y su doctrina para alcanzar la Justicia Social, la Soberanía Política y la Independencia Económica que haga grande e inmortal a la Patria.

El General sintetiza las luchas iniciadas con la Revolución de Mayo,la gesta libertadora de José de San Martín, la posición federal en las guerras civiles y la disputa entre yrigoyenistas y conservadores. Porque el peronismo es la acumulación histórica de las luchas populares y la máxima expresión de conciencia de éstas. No es posible entender en profundidad el peronismo si no se advierte el entronque que se expresa el 17 de octubre, entre la potencia del movimiento obrero y la lucha latinoamericana de las montoneras federales, los caudillos populares como Felipe Varela, Ángel Vicente “Chacho”Peñaloza y Facundo Quiroga. El peronismo surge como la identidad de una renovada clase trabajadora nacional, popular y profundamente latinoamericana.Perón, electo presidente en tres ocasiones y líder del mayor movimiento de masas de Latinoamérica, así lo interpreta cuando a las 23 horas del 17 de octubre del ’45 se dirige al pueblo tras ser liberado. Desde el balcón de la Casa de Gobierno y frente a miles que habían mojado sus patas en la fuente, el General dice en esa jornada histórica: “Muchas veces he asistido a reuniones de trabajadores,siempre he sentido una enorme satisfacción, pero desde hoy sentiré un verdadero orgullo de argentino, porque interpreto este movimiento colectivo como el renacimiento de una conciencia de trabajadores, una conciencia de los trabajadores que es lo único que puede hacer grande e inmortal a la Patria”. Y finaliza el discurso: “únanse trabajadores y sean hoy más hermanos que nunca, porque sobre la hermandad de los que trabajan ha de levantarse en nuestra hermosa Patria la unidad detodos los argentinos”.Por lo tanto, hoy, a 37 años de su paso a la inmortalidad, podemos decir con orgullo que los trabajadores somos el peronismo, desde su génesis con el 17 de octubre, porque como decía Jorge Di Pascuale “el peronismo no se inserta en la clase trabajadora sino que la clase trabajadora es el peronismo en sí mismo”. Somos la Resistencia, somos el documento de La Falda con el peronismo proscripto, somos Huerta Grande, somos la CGT de los Argentinos de Raimundo Ongaro y Agustín Tosco, somos José Ignacio Rucci defendiendo con su paraguas y su vida a Perón, somos Saúl Ubaldini y los 26 puntos y somos sobre todo Hugo Moyano y su coherencia, el MTA y la resistencia al neoliberalismo. Por todo eso somos la Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista y la Juventud Sindical, como así también este modelo de trabajo e igualdad que se inició el 25 de mayo del 2003 y que se reafirmará en octubre próximo con la contundente reelección de nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Nuestra conciencia adquirida en la militancia gremial es la que también nos hace testigos de lo que significó la pérdida de ese gran hombre para todos los trabajadores argentinos. Como herederos de las luchas de tantos líderes del movimiento obrero, aprendimos de la experiencia de nuestros padres y abuelos el significado del peronismo.Pero también aprendimos con nuestros cuerpos lo que implicó la segunda Década Infame, producto de la dictadura genocida, el menemato cipayo y la Alianza progresista neoliberal. Vimos en nuestras familias las consecuencias de abandonar las banderas que nos legó el General Perón,pero también vimos resurgir a un líder semejante que se llamó Néstor Kirchner. Hace menos de un año lloramos su paso a la inmortalidad en un día lluvioso de octubre del 2010. Hugo Moyano decía en la CGT ese mediodía que los trabajadores argentinos tendremos para siempre en el corazón a Evita, a Perón y desde ese momento a Néstor Kirchner. Nopodemos dejar de mencionar que ese dolor es producto de la continuidad del otro, porque nadie supo encarnar mejor que Néstor, el legado de Perón, dueño eterno del balcón de la Casa Rosada para los trabajadores argentinos, como en su momento lo hizo saber Néstor Kirchner.Desde la Juventud Sindical queremos recordarlos, aunque sabemos que el mejor homenaje es continuar su lucha, organizarse cada día más, elevar nuestro estado de conciencia, que la organizaciones gremiales se proyecten hacia la política y profundizar e institucionalizar este proyecto nacional y popular que conducen nuestra Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.