1° de Julio de 1974 Perón pasa a la inmortalidad

1 julio, 2010 at 6:57

El 1 de julio de 1974 pasaba a la inmortalidad quien fuera el líder histórico de la clase trabajadora Argentina, el hombre más importante del siglo XX de nuestro país, el General Juan Domingo Perón.

No puede hacerse un repaso de su inabarcable obra, aunque sí queremos destacar lo que significó para la clase trabajadora, su enorme figura. Perón es el hombre que hará realidad el postergado sueño de la Revolución de Mayo, de una democracia popular y participativa. En sus primeros gobiernos va a integrar a las clases históricamente marginadas por la oligarquía dirigente Argentina, a la vida política de nuestro país. Los privilegiados de la Argentina nunca se lo perdonaron y lo obligarán a un largo exilio de casi 18 años, en los que el pueblo no renunciará a la lucha por su dignidad y levantará incansablemente la bandera del “Perón Vuelve”, que simbolizará el sueño de la una Patria Justa, Libre y Soberana.

Durante años nuestras clases intelectuales han intentando, con una matriz de pensamiento colonizado, explicar el significado del peronismo en nuestra historia y de su permanencia en el corazón de nuestro pueblo. Durante años los trabajadores argentinos hemos sido conscientes de que el peronismo, siempre fue el lugar desde donde luchar por una patria más equitativa y con una mejor redistribución de la riqueza. Una democracia en donde todos tengamos las mismas oportunidades y que no haya pobres, porque como decía Eva Perón, “donde existe una necesidad, nace un derecho” y la conciencia de la necesidad de esa lucha, es lo que debemos al general Perón. Hoy, a la luz de la historia, ni aún sus opositores pueden negar la importancia del protagonismo del hombre que fuera elegido tres veces presidente de los argentinos, en la realización de la inmensa obra que le permitió a nuestro pueblo el acceso al trabajo digno, a la educación, a la salud y a la vivienda.

Este nuevo aniversario de la muerte de nuestro eterno líder significa para todos nosotros trabajadores, alineados a la Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista, la reafirmación de nuestro compromiso con los que menos tienen, para lograr la felicidad de nuestro pueblo.